Consulta de nutrición

Según la OMS, la nutrición es la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo. Una buena nutrición, entendida como una dieta suficiente y equilibrada combinada con el ejercicio físico regular, es un elemento fundamental para mantener una vida saludable.

La nutrición es el proceso en el que nuestro organismo utiliza el alimento para mantenerse en buen funcionamiento y reparar zonas deterioradas. Para ello se llevan a cabo diversos procesos entre los que se incluye la absorción, asimilación y transformación de los alimentos, que permiten al organismo incorporar los nutrientes destinados a su mantenimiento, crecimiento y correcto funcionamiento.Con frecuencia se utiliza el término alimentación  como sinónimo de nutrición, pero tienen diferencias que se deben tener en cuenta, la más destacable sería que la nutrición es un acto involuntario y la alimentación depende de actos voluntario y conscientes a la hora de ingerir los alimentos.

Qué es la nutrición

Por este motivo nosotros podemos actuar sobre nuestra alimentación, incluyendo alimentos saludables en las proporciones adecuadas,  para disfrutar de la correcta nutrición de nuestro cuerpo.La nutrición es uno de los pilares de la salud. En todas las edades una nutrición adecuada permite reforzar el sistema inmunitario, contraer menos enfermedades y en general, disfrutar de una buena salud.

¿CÓMO ES LA CONSULTA?

En la primera cita, la dietista-nutricionista realizará tu historia clínica, revisando tus problemas de salud, analíticas, antecedentes familiares, cirugías, suplementación y medicación, etc. Revisará contigo tu estilo de vida, tu tipo de trabajo, actividad física y deporte que realizas, horarios y demás aspectos de interés.Después pasaréis a hablar de tu alimentación actual, revisando qué, cómo y cuándo sueles comer y detectando así los principales focos de acción para mejorar tu dieta. En función de tus necesidades, plantearéis los objetivos a corto y a largo plazo y dibujará contigo el camino a seguir. Tú formarás parte de todas las decisiones respecto a tu tratamiento y los cambios siempre serán consensuados y se te explicará el porqué. Si no estás preparado para alguna propuesta, buscaremos una alternativa que seas capaz de asumir en ese momento.